haga clic para activar el zoom
Cargando Mapas
No hemos encontrado ningún resultado
Expandir mapa
Mi ubicación Pantalla Completa Anterior Siguiente
Búsqueda Avanzada
Encontramos 0 Resultados. ¿Quieres cargar los resultados ahora?
Búsqueda Avanzada
encontramos 0 resultados

Sus resultados de búsqueda

Casa Minimalista

Publicado por pisobcn en 12 noviembre, 2014
| 0

Austeridad, sencillez, síntesis, orden, geometría… Si queremos trasladar estos conceptos al mundo de la arquitectura tendremos que dirigir nuestra mirada a una corriente arquitectónica que recibe el nombre de arquitectura minimalista.

Basada en el concepto de “menos es más”, creado por el arquitecto Ludwig Mies Van de Rohe, esta corriente propugna reducir los elementos arquitectónicos a lo esencial. En el hogar minimalista no hay elementos decorativos sobrantes y las texturas, las líneas geométricas y las formas tienden a la simplicidad. En cuanto al uso de colores, los arquitectos minimalistas optan por lo monocromático tanto en techos como en suelos y paredes. El blanco, en sus diferentes subtonos, es el color que reina en la casa minimalista. Son los accesorios, pocos y funcionales, quienes añaden algo de variedad a ese espíritu monocromático ajustándose siempre a una ley fundamental en el minimalismo: la de buscar, por encima de todo, la combinación perfecta con el resto de elementos.

En la arquitectura minimalista, el todo es más importante que las partes. Los espacios amplios y libres, el entorno armónico y, por encima de todo, funcional, y el rechazo frontal de todo lo que pueda originar redundancia visual, son algunas de las características que los arquitectos minimalistas intentan plasmar en sus diseños. Por eso utilizan materiales puros como pueden ser el cemento pulido, el vidrio, la venecita o los alambres de acero. En el hogar minimalista, esos materiales combinan de manera sencilla y armónica con un mobiliario de diseño muy austero.

La arquitectura minimalista presenta una serie de ventajas. Por un lado, sus materiales son materiales de más larga vida útil. Por otro, la simplicidad de líneas redunda en una importante reducción de costes. Finalmente, la apariencia de una construcción minimalista es de una modernidad intemporal que la hace no pasar nunca de moda.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

siete − uno =