haga clic para activar el zoom
Cargando Mapas
No hemos encontrado ningún resultado
Expandir mapa
Mi ubicación Pantalla Completa Anterior Siguiente
Búsqueda Avanzada
Encontramos 0 Resultados. ¿Quieres cargar los resultados ahora?
Búsqueda Avanzada
encontramos 0 resultados

Sus resultados de búsqueda

¿Cómo será el euríbor del futuro?

Publicado por pisobcn en 23 Mayo, 2016
| 0

Es algo más que un rumor. Dentro de poco tiempo, el euríbor se calculará de un modo distinto a como se calcula ahora. ¿Cómo? Ése es el tema que preocupa o cuanto menos debería preocupar a los millones de hipotecados que, en España, tienen ligado el pago de su hipoteca al euríbor.

Como todos los grandes temas económicos (es decir: aquéllos que acaban afectando al día a día de toda la sociedad), éste se está tratando con gran oscurantismo por parte de las autoridades económicas y las élites bancarias. Quizás para contrarrestar dicho oscurantismo se tiende a afirmar que el euríbor del futuro será más transparente que el actual. Luis de Guindos, ministro de Economía en funciones, ha aventurado, por su parte, y basándose en unas supuestas “pruebas realizadas”, que el euríbor futuro será inferior al actual. Parece difícil de creer después de comprobar de qué manera el sector bancario se está rearmando buscando fórmulas como las de las llamadas “cláusulas cero” para salvaguardar sus intereses ante el progresivo descenso del euríbor por niveles bajo cero.

¿Cómo se calculará ese euríbor del futuro? El diario El Mundo, basándose en una entrevista con un anónimo “experto español que conoce de primera mano cómo se está gestando el cambio”, ha aventurado una fórmula de cálculo de ese euríbor futuro y la ha plasmado en un artículo. Ese artículo, firmado por Jorge Salido Cobo, fue editado el pasado día 20 con el título “El euríbor que viene”. Es en ese artículo de El Mundo en el que nos basamos para proporcionar la información recogida en este post.

Lo que, al decir de ese anónimo experto entrevistado por El Mundo, se está “tramando” en las altas esferas económicas, es una actualización de la metodología de cálculo del euríbor. La idea de que la metodología de cálculo del euríbor ha quedado obsoleta ha sido la que ha llevado a las autoridades económicas europeas a plantearse dicha actualización. Creado en 1999, el euríbor se ha convertido en el índice de referencia para calcular los intereses a pagar por la mayor parte de los préstamos hipotecarios concedidos en nuestro país.

¿En base a qué criterios se realizaría dicha actualización de la metodología de cálculo del euríbor? En la actualidad, el euríbor se calcula teniendo en cuenta las operaciones interbancarias realizadas entre entidades de primera fila. Para calcular el euríbor actual se valora a qué precio están dispuestos a prestarse dineros bancos de nivel similar. El experto anónimo entrevistado por El Mundo afirma que este sistema, al sostenerse sobre operaciones no reales, es un sistema con debilidades que, además, no responde al actual sistema de financiación de los bancos.

Si en 1999 los bancos obtenían fondos recurriendo al préstamo interbancario, en la actualidad los bancos utilizan otras muchas vías. Para calcular el euríbor futuro, pues, se buscará ampliar las miras y valorar otras referencias que vayan más allá del préstamo interbancario. Para calcular el euríbor futuro, por otro lado, no se recurrirá a hipótesis: se mirarán las operaciones contratadas durante las 24 horas anteriores.

Más entidades en el panel a observar y un volumen consistente de actividad. Éstas serían, al parecer, las dos bases principales sobre las que sostener el cálculo del euríbor futuro. Para ello se tendrían en cuenta las operaciones reales interbancarias con “corporates no financieros” (depósitos con empresas, por ejemplo), con el “sector oficial” (depósitos con el ICO o con el FROB) y con emisiones de renta fija.

¿Qué formula se empleará? En el artículo citado la explicación de dicha fórmula viene recogida de la siguiente manera:

“Ahora las entidades mandan su contribución (interés al que prestarían) antes de las 10:30. El 15% de las cotizaciones más altas y el 15% de las más bajas se desprecia y con el restante 70% se hace la media aritmética simple”, explica. Esta fórmula cambiará. “Los bancos mandarán un interés (medio ponderado) y un volumen de negocio (operaciones mayoristas elegibles). El cálculo irá de menor a mayor tipo de interés. Si la cifra de entidades es par, se utilizan los cuatro tipos del centro para sacar la media aritmética. Si la cifra es impar, se usan los tipos de las cinco centrales”.

Según los últimos experimentos realizados, en el panel para valorar el cálculo del euríbor futuro se incluyen 22 bancos. Se está estudiando ampliar el número de bancos que se incluyan en este panel. En él, de momento, están incluidos cuatro entidades financieras españolas: Santander, BBVA, Caixabank y Cecabank.

¿Cuándo empezará a funcionar el euríbor futuro? Al parecer, estaba previsto que empezara a funcionar el 4 de julio del presente año. No será así. Hay rumores que apuntan a finales del primer semestre de 2017. Antes se harán distintas pruebas. Del resultado de las mismas dependerá el lanzamiento o no del euríbor futuro. Si el impacto sobre el índice no es muy grande, el euríbor futuro entrará en vigor. Si el impacto es importante, se valorará qué hacer al respecto.

¿Inquietante? El tiempo dirá si la creciente inquietud que está extendiéndose entre los hipotecados de todo el país tiene o no razón de ser. De momento, Bankia ya ha señalado que, en caso de que sea cambiado, el cambio en la fórmula de cálculo del euríbor futuro deberá blindarse para protegerse de posibles demandas. Gato escaldado del agua caliente huye. La sentencia judicial contra las cláusulas suelos y los niveles negativos del euríbor escuecen a las entidades financieras. Buscar la manera de no poner en riesgo la estabilidad de éstas sin castigar a los hipotecados con una medida que podría ser tomada por arbitraria y tendenciosamente favorable a las élites financieras es, seguramente, el reto principal al que deben enfrentarse quienes están tratando de diseñar el futuro euríbor.