haga clic para activar el zoom
Cargando Mapas
No hemos encontrado ningún resultado
Expandir mapa
Mi ubicación Pantalla Completa Anterior Siguiente
Búsqueda Avanzada
Encontramos 0 Resultados. ¿Quieres cargar los resultados ahora?
Búsqueda Avanzada
encontramos 0 resultados

Sus resultados de búsqueda

Golden Visa:visado de residencia mediante inversión inmobiliaria

Publicado por pisobcn en 4 Diciembre, 2014
| 0

Los inversores inmobiliarios extracomunitarios tienen, desde que la Ley 14/2013, de 27 de septiembre de 2013, fue aprobada, un incentivo especial para focalizar sus inversiones inmobiliarias en España. Esta ley, llamada oficialmente “de apoyo a los emprendedores y su internacionalización”, y conocida popularmente con los apelativos de “Golden Visa” o “visado oro de España”, determina el marco legal para regular la concesión del permiso de residencia a ciudadanos extracomunitarios en España. Según esta ley, la inversión de un mínimo de 500.000 euros en el sector inmobiliario permite a los ciudadanos extracomunitarios la adquisición de dicho permiso de residencia en España.

Ese visado, de cumplirse todos los requisitos necesarios, puede concederse también a los familiares directos del inversor, es decir: cónyuges, padres e hijos menores de edad o mayores discapacitados. La obtención de la Golden Visa concede al inversor inmobiliario extracomunitario el derecho a viajar por España y por todos los países de la zona Schengen sin necesidad de disponer de un visado de cada uno de los respectivos países.

La inversión mínima de un capital propio igual o superior a esos 500.000 euros determinados por la referida ley en la compra de una propiedad inmobiliaria residencial, comercial o industrial (incluyéndose aquí edificios en construcción o edificios decrépitos) permite al inversor extracomunitario, también, mantener la condición de No-Residente en referencia a las obligaciones fiscales que pudiera tener. De hecho, a este tipo de inversor no le es exigible la declaración de impuestos en España si la permanencia en el país no excede de los 183 días determinados por la ley. Por otro lado, hay que tener en cuenta que la inversión en bienes inmuebles de 500.000 euros es una inversión libre de carga y gravámenes.

El inversor inmobiliario extracomunitarios puede solicitar financiación para hacer frente a la compra del inmueble siempre que aporte un capital propio que alcance la cifra ya señalada de 500.000 euros. Todo lo que exceda de esa cifra es lo que el inversor puede financiar mediante un préstamo hipotecario. Esa parte de la inversión que excede de dicha cifra puede estar sometida a carga o gravamen.

El visado oro español no impone un tiempo mínimo de residencia y permite residir en España durante al menos un año. Para tramitarlo, el inversor extracomunitario debe dirigirse, una vez realizada la inversión, y con los certificados correspondientes, al Consulado de España en el país de procedencia o residencia. Este visado puede ser emitido para autorizar una, dos o múltiples entradas en España. Tras realizar la inversión, y habiendo pasado el primer año, el inversor puede solicitar la autorización de residencia. El mantenimiento de la inversión permite la renovación por dos años, siendo de 5 años la duración máxima total de los permisos de residencia. Alcanzando ese total, el inversor puede obtener la residencia permanente o incluso la nacionalidad cumpliendo los requisitos que en ese caso sean preceptivos.

La oportunidad que la Ley 14/2013 brinda a los inversores extracomunitarios de comprar una propiedad y obtener un permiso de residencia en España es equiparable a la de otros países de la zona euro. Ninguno de esos países, sin embargo, ofrece la posibilidad de invertir en la compra de una propiedad inmobiliaria en Barcelona. El mercado inmobiliario de Barcelona es un mercado revalorizable a medio plazo. Gozar de las garantías jurídicas de la Unión Europea y poder disfrutar de una propiedad inmobiliaria en una ciudad dotada de todos los servicios, con una intensa vida comercial y bien comunicada como es Barcelona son, sin duda, razones que todo inversor inmobiliario debería valorar a la hora de decidir su inversión.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × uno =