haga clic para activar el zoom
Cargando Mapas
No hemos encontrado ningún resultado
Expandir mapa
Mi ubicación Pantalla Completa Anterior Siguiente
Búsqueda Avanzada
Encontramos 0 Resultados. ¿Quieres cargar los resultados ahora?
Búsqueda Avanzada
encontramos 0 resultados

Sus resultados de búsqueda

El informe Savills coloca a España en el liderazgo de la inversión inmobiliaria extranjera en el sur de Europa

Publicado por pisobcn en 14 diciembre, 2017
| 0

De tanto en tanto vamos dando cuenta en este blog de la publicación de los informes inmobiliarios realizados por las diferentes consultoras internacionales. En esta ocasión toca dar cuenta de los resultados recogidos en el informe elaborado por la consultora inmobiliaria Savills. Savills cotiza en la Bolsa londinense y posee una red de más de 700 oficinas y empresas asociadas en Europa, América, África, Oriente Medio y el Sudeste Asiático. Savills posee cinco oficinas en España (en Barcelona, Ibiza, Madrid, Marbella y Sotogrande) y eso le permite conocer de primera mano la realidad inmobiliaria española. Basándose en dicho conocimiento, Savills ha realizado un informe que no hace, en resumen, sino reafirmar algo de lo que ya hemos venido dando cuenta aquí en algunos de nuestros artículos: la inversión internacional ha desempeñado y desempeña un rol capital en la recuperación del sector del ladrillo en nuestro país. De hecho, es gracias al capital extranjero que España ha conseguido colocarse como líder del sur de Europa de la recuperación del mercado inmobiliario.

Las cifras proporcionadas por Savills en su informe hablan por sí solas. El 62% de la actividad de la inversión inmobiliaria en España está protagonizada por inversores extranjeros. Éstos, invirtiendo durante este año una cantidad total que rozaría los 8.900 millones de euros, habrían invertido en España un 5% más que el año pasado.

El crecimiento del mercado inmobiliario español, pese a ser el más significativo, no es un caso único en el sur de Europa. Los mercados inmobiliarios de Italia, Grecia, Chipre y, en especial, Portugal, también han crecido, rompiendo así con la situación en la que se habían visto inmersos a raíz de la crisis internacional. Otro de los datos proporcionados por el informe inmobiliario de Savills habla de cómo la actividad inversora ha aumentado en el sur de Europa un 277% desde 2012. Fue en esa fecha cuando se marcó un mínimo de 5,2 mil millones de euros.

Según expertos de Savills, la atracción experimentada por los inversores inmobiliarios hacia el sur de Europa es debida a la confluencia de diversos factores. Los más importantes de ellos serían el crecimiento económico y la caída de las tasas de desempleo. Eso habría permitido a los inversores internacionales recuperar la confianza en la región hasta el punto de que, en el sur de Europa, la actividad inmobiliaria está, en un 70%, en manos del capital extranjero. En el total de la Unión Europea, por su parte, la inversión extranjera en el mercado inmobiliario representa el 52% del total.

Otro factor que, según los expertos de Savills, ha sido determinante para convertir la región sur de Europa en foco de atracción de los inversores inmobiliarios extranjeros es el tirón turístico de algunas grandes ciudades del sur de Europa entre las que podemos destacar Barcelona, Madrid, Roma, Milán y Lisboa. El incremento del flujo turístico a estos destinos hace que los inversores internaciones busquen, cada vez más, invertir en los nichos del retail y de los hoteles del mercado inmobiliario.

Savills realiza en su informe diversas predicciones sobre la evolución del mercado inmobiliario español durante los próximos años y sobre el comportamiento que en ese futuro a medio plazo tendrán los inversores inmobiliarios extranjeros. Los inversores buscan un producto alternativo al sector del retail y las oficinas y parecen haberlo encontrado en las residencias, tanto de estudiantes como de personas mayores.

Otro factor que Savills ha tenido en cuenta en su informe es el progresivo crecimiento del mercado electrónico o e-commerce. Este incremento hace que cada vez sea más necesario potenciar tanto los sistemas logísticos como la construcción de nuevos espacios de almacenamiento.