haga clic para activar el zoom
Cargando Mapas
No hemos encontrado ningún resultado
Expandir mapa
Mi ubicación Pantalla Completa Anterior Siguiente
Búsqueda Avanzada
Encontramos 0 Resultados. ¿Quieres cargar los resultados ahora?
Búsqueda Avanzada
encontramos 0 resultados

Sus resultados de búsqueda

La Sareb iniciará en breve la construcción de 783 viviendas

Publicado por pisobcn en 28 Noviembre, 2015
| 0

783 viviendas y 1.200 garajes en 13 solares distintos. Estas son las cifras generales de las promociones inmobiliarias que llevará adelante la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb). La Sareb, al emprender estas iniciativas e iniciar una fase de promoción propia, no hace, y según la opinión de sus directivos, sino “reafirmar la creciente confianza del mercado, que se concreta en una mayor demanda en determinadas zonas y un incipiente dinamismo de la actividad local”.

La superficie total a edificar es de unos 134.000 metros cuadrados. Construyendo las 783 viviendas previstas, la Sareb dará un paso adelante en su estrategia global de creación de valor de la entidad. El objetivo final de la Sareb es obtener el mayor retorno posible de los activos recibidos de las entidades bancarias que en su momento fueron intervenidas. Para ello, la Sareb realizará una inversión que se prevé rondará los 110 millones de euros y que servirá para construir esas 783 viviendas destinadas a un uso como primera vivienda.

Las viviendas de estas 13 promociones inmobiliarias se edificarán en lugares tan diversos como Alicante, Barcelona (103 viviendas), Madrid (cuatro promociones con un total de 286 viviendas), Málaga (tres promociones), Pontevedra (36 viviendas), Sevilla y Valencia (dos promociones). Las obras se iniciarán durante el próximo mes de diciembre y se prevé que estén finalizadas hacia finales de 2017. Los gestores comerciales de la Sareb han iniciado ya las tareas de pre-comercialización de las viviendas a construir.

La Sareb, constituida a finales de 2012, nació como una entidad destinada a gestionar y liquidar los créditos promotores y los inmuebles adjudicados procedentes de las nueve entidades financieras rescatadas. La Sareb, avalada por el Estado, adquirió todos esos activos con una emisión de deuda por valor de 50.000 millones de euros. El compromiso de la sociedad era devolver la deuda e ir liquidando los activos comprados. La llegada de Jaime Echegoyen al cargo de consejero delegado de la sociedad dio el pistoletazo de salida a nueva política basada en gestionar los activos para, gracias a dicha gestión, crear valor. La construcción de estas viviendas estaría enmarcada en la línea general de una política empresarial y financiera que también ha intentado potenciar la vivienda de alquiler para, con ello, rentabilizar las promociones antes de sacarlas a la venta.

Otra de las iniciativas llevadas a cabo por la Sareb en estos últimos años ha sido la de sacar a concurso el servicio de administración y venta de carteras de activos inmobiliarios y financieros. Conocido como Proyecto Ibero, esta iniciativa se fundamentaba en el hecho de que las entidades que concurrieran y ganaran el concurso desembolsaran una cantidad que la Sareb recibiría a modo de garantía y que iría devolviendo al service conforme éste fuera cumpliendo los objetivos marcados en la convocatoria del concurso.

La Sareb, para construir estas viviendas, contará con la participación, en calidad de gestores técnicos, de tres de estos servicers ganadores de los respectivos concursos que la propia Sareb convocó para encargar la gestión de sus paquetes de activos. Los tres servicers encargados de gestionar técnicamente la construcción de estas 13 promociones de viviendas son Solvia (la plataforma originaria de Banc Sabadell), Altamira (la plataforma de Banco Santander, propiedad en el 85% de su accionariado del grupo Apollo) y Servihabitat (la plataforma de Caixa Banc, propiedad en su 51% de Texan Pacific Group).

Más allá de este proyecto de iniciación de estas promociones inmobiliarias, la Sareb ha aprobado la finalización de 1.200 viviendas que, en un total de casi 70 obras, estaban sin terminar. La inversión total necesaria para finalizar estas obras inacabadas ha rondado los 50 millones de euros.