haga clic para activar el zoom
Cargando Mapas
No hemos encontrado ningún resultado
Expandir mapa
Mi ubicación Pantalla Completa Anterior Siguiente
Búsqueda Avanzada
Encontramos 0 Resultados. ¿Quieres cargar los resultados ahora?
Búsqueda Avanzada
encontramos 0 resultados

Sus resultados de búsqueda

Las promotoras inmobiliarias vuelven a la Bolsa

Publicado por pisobcn en 28 Agosto, 2017
| 0

Más de cuarenta empresas relacionadas con el mercado inmobiliario se han incorporado a la Bolsa española desde 2013. El grueso principal de todas esas empresas ha estado integrado hasta ahora por las socimis, sociedades que se han especializado en el alquiler de oficinas, hoteles, naves o espacios comerciales. En próximas fechas se espera, de nuevo, una importante incorporación a la Bolsa española de empresas relacionadas con el negocio inmobiliario. En este caso, sin embargo, el grueso de las empresas que se incorporarán a la Bolsa estará formado por promotoras dedicadas a la promoción residencial. Las expectativas existentes sobre la recuperación de las transacciones de vivienda y el interés creciente de los grandes inversores internacionales son, fundamentalmente, las causas que explicarían dicho incremento del número de promotoras que han mostrado una intención más o menos clara y decidida de entrar en el parquet bursátil.

Neinor Homes ha sido la primera promotora en entrar en Bolsa en los últimos diez años. Esta inmobiliaria fue comprada por el fondo texano Lone Star a Kutxabank por 935 millones de euros y dicho fondo, tras la salida a Bolsa de la inmobiliaria, colocó el 60% de las acciones de la misma conservando, sin embargo, el control de la misma. La operación de la salida a Bolsa de Neinor Homes se cubrió con una sobredemanda de 4,3 veces la oferta. Dicha sobredemanda plasma hasta qué punto el mercado inversor internacional (principal inversor en este tipo de operaciones) confía en la recuperación del mercado residencial.

Tras Neinor Homes, que entró en Bolsa el pasado mes de marzo, se espera la entrada en el mercado bursátil de la promotora inmobiliaria Aedas Homes, propiedad del fondo estadounidense Castlelake, sociedad que cuenta con el asesoramiento de Linklaters y de Goldman Sachs para llevar a buen término su operación. La intención de Castlelake es, en principio, la misma que guio en sus momentos los pasos de Lone Star con la entrada en Bolsa de Neinor Homes: la de vender la mayor parte de las acciones pero quedándose con el control de la sociedad para, en base a eso, recuperar las inversiones realizadas durante los últimos años, especialmente en suelos. Aedas Homes, por ejemplo, posee 1,5 millones de metros cuadrados de suelo y prevé arrancar obras a lo largo del año en curso para realizar 1.700 viviendas.

Tras Aedas Homes se espera que sean sociedades como Via Célere, Aelca y Metrovacesa las que den el salto al parquet. Via Célere es, en cierto modo, el símbolo perfecto de un modo de funcionamiento basado en la unión de capital internacional con empresas nacionales ya existentes. En el caso de Via Célere, el fondo Värde Partners fue el encargado de comprar la empresa que Juan Antonio Gómez-Pintado fundara en 2007. Se espera que Via Célere entre en Bolsa a principios de 2018 y se espera que lo haga de la misma manera que en su momento lo hizo Neinor Homes: lanzando una OPV y vendiendo acciones única y exclusivamente en el tramo cualificado. Es decir: los minoristas no podrán disfrutar de la posibilidad de adquirir acciones de esta promotora.

La que quizás sea la incorporación más importante de inmobiliarias a la Bolsa es la más que presumible entrada en el parquet de Metrovacesa. La compañía valora dar el salto a la Bolsa y se espera que dicha entrada se produzca finalmente durante el próximo año. En el caso de Metrovacesa, su entrada en Bolsa sería, más que una entrada, un retorno. Durante más de medio siglo, Metrovacesa cotizó en la Bolsa española. En 2012, sin embargo, los accionistas de la firma española lanzaron lo que se conoce como una opa de exclusión, es decir, ejecutaron el mecanismo bursátil mediante el cual una compañía cotizada recompra sus títulos para dejar de cotizar en bolsa. Los bancos accionistas de Metrovacesa lanzaron la mencionada opa de exclusión en la fecha mencionada y sacaron a la sociedad de la Bolsa. En la actualidad, Metrovacesa está controlada en un 70,2% por el Santander, en un 20,5% por el BBVA y en un 9,1% por el Popular. La entidad o entidades que desempeñarán un papel fundamental en la colocación de la mencionada operación de entrada en Bolsa de Metrovacesa será, al parecer, alguna o algunas de las siguientes: Goldman Sachs, Credit Suisse, UBS, Morgan Stanley y JP Morgan y Citi.