haga clic para activar el zoom
Cargando Mapas
No hemos encontrado ningún resultado
Expandir mapa
Mi ubicación Pantalla Completa Anterior Siguiente
Búsqueda Avanzada
Encontramos 0 Resultados. ¿Quieres cargar los resultados ahora?
Búsqueda Avanzada
encontramos 0 resultados

Sus resultados de búsqueda

Nuevos materiales para la construcción

Publicado por pisobcn en 29 julio, 2018
| 0

El mundo de la construcción se haya inmerso en plena revolución. El Inmotecnia Rent 2018, la feria de la innovación tecnológica en el sector inmobiliario que se celebró en Barcelona durante el pasado mes de mayo, dio fe de ello. Las nuevas tecnologías (el BIM, la realidad aumentada, los drones, el Big Data o la realidad aumentada, entre otras) están cambiando la forma de edificar. Ya lo vimos en nuestros artículos “El papel de las nuevas tecnologías en el sector inmobiliario” o “Bim o la metodología constructora del futuro”. Pero todos esos cambios en la manera de construir no serían todo posibles si no se hubiera producido al mismo tiempo una revolución en los materiales de construcción.

En este artículo queremos mostrarte algunos de los nuevos y revolucionarios materiales para la construcción que se están empleando actualmente en todo tipo de edificaciones.

  • Madera transparente. Las nuevas tecnologías han permitido utilizar la madera para realizar y desarrollar ventanas y paneles solares. Para crear este nuevo material para la construcción es necesario quitar el revestimiento de la chapa de madera para, a partir de ahí, trabajar a nano escala hasta crear ese material transparente que puede tener diversas aplicaciones en la industria de la construcción. El KTH Royal Institute of Technology de Estocolmo fue quien elaboró por vez primera este nuevo material para la construcción cuya utilización puede servir para reducir los costes de un proyecto.
  • Super madera. Más fuerte que el acero y seis veces más ligera: así es la “super madera” creada por un equipo de investigadores de la Universidad de Maryland. Para crear dicha super madera hay que hervir la madera en una mezcla de sulfito de sodio e hidróxido de sodio. Tras hervirla, la madera es presionada en caliente. Lo que se consigue con ello es eliminar parcialmente las fibras de lignina y hemicelulosa y aplastar las paredes celulares, con lo que se crean nano fibras duraderas. Esta super madera no sólo es más fuerte que el acero. También es mucho más aislante.
  • Ladrillos que absorben la contaminación. Este nuevo material para la construcción desarrollado por Carmen Trudell de la Facultad de Arquitectura y Diseño Ambiental de Cal Poly está diseñado para formar parte del sistema de ventilación de un edificio. Según pruebas realizadas en el túnel de viento, el sistema diseñado por Trudell puede filtrar un 30% de partículas finas contaminantes y un 100% de partículas gruesas como el polvo.
  • Ventanas inteligentes. Una ventana inteligente puede servir no sólo para controlar qué cantidad de luz y de calor puede entrar en un edificio. Una ventana inteligente puede ser alimentada también por células solares transparentes y presentes en la propia ventana. Esta nueva tecnología para la construcción, que ha sido diseñada por un equipo de investigación de la Universidad de Princenton se coloca en un vidrio que viene a ser algo así como una película delgada. Este mismo equipo está trabajando para conseguir una versión flexible de este vidrio para, así, poder colocarlo sobre ventanas ya existentes. Una aplicación telefónica serviría para que las personas que dispusieran de esta nueva tecnología de la construcción ajustaran mediante dicha aplicación la cantidad de luz solar que pasa a través de una ventana durante el día. Con ello se podría ahorrar tanto en costes de calefacción como de aire acondicionado.
  • Ladrillos refrigerados. Ha sido en el Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña donde, mediante la combinación de arcilla e hidrogel, se ha conseguido crear un nuevo material de construcción que sirve para refrescar el interior de los edificios. Según las pruebas realizadas hasta el momento, las hidrocerámicas (pues así se llaman estos nuevos materiales para la construcción) tienen la capacidad de reducir la temperatura interior de un edificio hasta en 6 grados centígrados. El responsable de ese descenso de la temperatura es el hidrogel, que absorbe agua hasta en una proporción de 500 veces su peso. En días calurosos, esa agua se libera para, de ese modo, reducir la temperatura interior del edificio.
  • Ladrillos hechos con colillas. Utilizar los residuos que generamos para, en base a ellos, producir nuevos materiales, es una de las preocupaciones de todos los sectores industriales preocupados por el medio ambiente. El mundo de la construcción no es ajeno a dicha preocupación y, así, se han llegado a fabricar ladrillos más ligeros y más eficientes energéticamente con colillas de cigarrillos.
  • Cemento fosforescente. Un investigador de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo ha desarrollado este nuevo material para la construcción. Que el cemento pueda actuar como una bombilla es, sin duda, algo que puede resultar revolucionario a la hora de realizar señales de seguridad vial, aparcamientos, piscinas y muchas otras construcciones.