haga clic para activar el zoom
Cargando Mapas
No hemos encontrado ningún resultado
Expandir mapa
Mi ubicación Pantalla Completa Anterior Siguiente
Búsqueda Avanzada
Encontramos 0 Resultados. ¿Quieres cargar los resultados ahora?
Búsqueda Avanzada
encontramos 0 resultados

Sus resultados de búsqueda

Comprar un piso en 2018: factores a tener en cuenta

Publicado por pisobcn en 30 enero, 2018
| 0

¿Te has planteado comprar un piso en 2018? ¿Tienes dudas sobre lo que te puedes encontrar en el mercado hipotecario? ¿Deseas conocer el tipo de hipotecas más en boga en el mercado inmobiliario actual? ¿Quieres saber qué se espera del euríbor durante el año en curso? ¿Subirá? ¿Se mantendrá? ¿Alcanzará niveles aún más bajos de los que se encuentra ahora? En este artículo vamos a intentar contestar a estas preguntas para que sepas cómo debes actuar si entre tus objetivos para el 2018 figura el de adquirir un piso.

Predicción sobre el euríbor

El euríbor siempre ha vivido en un mar de especulaciones. Desde que bajó hasta los niveles mínimos en que hoy se encuentra no han faltado los analistas que han aventurado fechas a partir de las cuales se consideraba que el euríbor, indicador base de la mayor parte de las hipotecas concedidas por las entidades bancarias españolas, volvería a subir.

Las últimas predicciones al respecto apuntan a que no será hasta el primer trimestre de 2019 cuando los tipos de interés vuelvan a subir. Hasta entonces, incluso es posible que puedan bajar un poco más. Hay departamentos de análisis de algunas entidades bancarias que llegan a afirmar que en 2018 el euríbor puede moverse en una horquilla que va del 0,30% al 0,20%. La inestabilidad política derivada del proceso del Brexit, del inestable gobierno alemán y de otras inestabilidades políticas que aquejan a otros países europeos (España y el proceso independentista catalán figurarían entre dichas inestabilidades) impiden que el crecimiento económico sea todo lo firme que debería serlo para provocar un definitivo incremento de los tipos de interés, algo que parece ir asociado irresolublemente a los períodos de crecimiento económico firme. Así, quien tenga previsto adquirir una vivienda en un futuro a corto o medio plazo debe saber que puede salirle más a cuenta comprar un piso en 2018 que hacerlo en años posteriores.

Hipotecas más habituales para 2018

Quien desee adquirir una vivienda en 2018 deberá saber que durante este año se mantendrá todavía, según todos los análisis, la tendencia a contratar mayoritariamente hipotecas a tipo fijo. El hecho de que progresivamente se hayan ido imponiendo en el mercado inmobiliario español las hipotecas a plazo fijo (un tipo de hipoteca prácticamente inexistente en los años del boom inmobiliario) es debido fundamentalmente a dos factores. Por un lado, los compradores que temían una subida repentina de los tipos de interés buscaron preferentemente un producto hipotecario que garantizara una cierta estabilidad. Por otro, las entidades financieras replantearon sus prácticas prestamistas cuando se encontraron con una situación en la que coincidían un aluvión de demandas por las cláusulas suelo y un euríbor excepcionalmente bajo.

Los bancos, en dicha situación, potenciaron las hipotecas a plazo fijo con unos tipos de interés del 2,15% en los préstamos a devolver en 30 años y del 1,25% en los plazos a 10 años. Quien vaya a comprar una vivienda en 2018 debe saber que las previsiones apuntan a que más de la mitad de las hipotecas que se concedan durante el año en curso serán hipotecas a plazo fijo.

Quien desee comprar un piso en 2018 y tenga previsto pagarlo a largo plazo debe considerar que la modalidad de hipoteca a plazo fijo sigue siendo una buena opción a la hora de contratar un préstamo hipotecario. Con ella se elude el riesgo de que el préstamo pueda encarecerse en exceso cuando suban los tipos de interés. Los expertos recomiendan escoger la opción de la hipoteca a plazo fijo sobre todo a aquellos compradores que quieran adquirir una vivienda en 2018 por un valor superior a los 150.000 euros. Por debajo de ese coste, al comprador de un piso durante este año puede interesarle más el interés variable.

Este tipo de hipotecas suelen ser hipotecas con vinculaciones. La obligatoriedad de contratar un seguro de vida junto al préstamo hipotecario asegura a la entidad bancaria una alta rentabilidad. Durante este año, aseguran los expertos, algunas entidades bancarias ofertaran hipotecas con tipos de interés que girarán en torno del 1% y que se concederán, en determinados casos, sin vinculación alguna.

Nueva ley hipotecaria

Quien quiera adquirir un piso en 2018 deberá contar con un factor que, en mayor o menor medida, influirá sobre el mercado inmobiliario español: la entrada en vigor de una nueva ley hipotecaria. Todas las previsiones apuntan a que será antes de verano cuando esa nueva ley hipotecaria entre en vigor.

La normativa que recoja esta nueva ley se prevé que establezca una serie de medidas para que las entidades financieras se vean obligadas a informar más y mejor a aquellos clientes que quieran contratar un préstamo hipotecario.

La nueva ley hipotecaria obligará también a los notarios a informar a los clientes mediante acta notarial y en un acto anterior a la firma de la hipoteca de las características de la misma.
Otro de los aspectos que de la nueva ley hipotecaria debe tener en cuenta quien quiera comprar un piso en 2018 es el coste de determinados trámites. Las tasas notariales y de inscripción en el registro de la propiedad bajarán y también bajarán las tasas que habrá que pagar por pasar una hipoteca a interés variable a una hipoteca de interés fijo. La nueva ley hipotecaria obliga también a reducir las comisiones que deben cobrarse en situaciones de vencimiento anticipado.

Los expertos que han realizado predicciones sobre cómo funcionará el mercado hipotecario en 2018 han pronosticado también que es muy probable que quien desee comprar un piso en 2018 podrá obtener de nuevo el 100% del precio de compraventa del inmueble y más del 80% del precio de tasación del mismo.